Chef de Sal

Un buen regalo para mi padre

0
Día del padre, mes del padre, crema de leche alqueria

Dar un regalo es la manera más común que tenemos los hijos para agradecer a nuestros padres. Sin embargo, en más de una oportunidad ese libro, esa camisa o aquel cuadro que hemos regalado ha quedado en algún alejado rincón de la casa.

Por esta razón, desde hace unos años, cada Día del Padre le entrego un regalo a mi padre y además dedico ese día a pasar tiempo con él. Hemos hecho planes muy diferentes, lo he acompañado a un concierto que quería ir, hemos pasado una tarde arreglando algo en el taller y lo he invitado a comer a un restaurante peruano, algo completamente nuevo para él.

Aunque no era él quien cocinaba en la casa, siempre ha tenido el gusto por el buen comer y desde que esa es mi profesión, se ha interesado cada vez más en como el mismo dice "entender de cocina".

El año pasado, por ejemplo, le regale un libro de comida italiana y se entusiasmó tanto que aprendió a hacer la masa de la pizza. Por ello el regalo tambiém ha sido para mí, pues me invita a comer lo que prepara o incluso muchas veces cocinamos juntos. Para este Día del Padre le propuse que compartiéramos la sartén y lo invite a preparar un desayuno-almuerzo. Como él siempre se levanta temprano, vamos a estar los dos preparando la comida para toda la familia.

Aquí les dejo parte de lo que será nuestro menú:

Una deliciosa receta de milhojas de papa, jamón y tomate y una pizza de tortilla.