Chef de Sal

Soy Cocinero gracias a mi mamá

4
Rollitos de carne, recetas con carne. recetas faciles

Si soy cocinero es gracias a mi madre y a mi abuela. Con estas dos mujeres, madres de mi casa, pasé mis tardes cuando niño, muchas veces prefiriendo ayudar con la cena que jugar al fútbol. Pasé mucho tiempo, desenvainando arvejas, sosteniendo coladores y revolviendo salsas. Siempre me hicieron responsable de la tarea que se me asignaba, nunca consideraron que no estaba a la altura de la misma, así que no solo aprendí de cocina, también aprendí a ser creativo, recursivo, responsable, a cuidar lo que hago, pero lo más importante a hacerlo con pasión. Aprendí tambien, que cocinar es una manera de hablarle a las personas, entendí lo invaluable de una sonrisa después de una cucharada de mis preparaciones. Con el tiempo supe que un “mmmm” era el mejor cumplido que una mujer me podría dar.

Hoy vivo lejos de estas madres, sin embargo, cada vez que las visito, mi abuela, a pesar de sus 86 años, se levanta a preparar mi plato favorito y mi madre me espera con la nevera llena de sabores que alimentan mi panza y mi corazón.

Mientras les comparto esto, pienso que mi manera de agradecerles a ellas todo ese amor, es siendo Chef y que mi búsqueda de los mejores platos y sabores, siempre ha estado guiada por la sazón y el amor de esas dos espectaculares mujeres, por eso aquí les comparto una receta que aprendí de ellas y que yo mismo fui cambiando: Rollitos de carne y espinaca, pero que guarda la esencia de esa cocina llena de amor.