Chef de Dulce

Orgullo paisa de pura cepa

0

¡A Medellín me le quito el sombrero! Es una ciudad maravillosa, inspiradora, de la cual se sienten muy orgullosos sus habitantes. Y la verdad, cómo no estarlo si a través del tiempo ha logrado reinventarse y convertirse en un epicentro de cultura y entretenimiento en nuestro país, atrayendo durante el año a miles de turistas como abejas a las flores.

Hablando de flores justamente uno de sus grandes atractivos es la colorida Feria de las Flores que se celebra hace mas de 50 años, resaltando las tradiciones culturales de la región e integrando la cultura campesina con la vida de la ciudad.

Medellín se viste de flores, de música y también festeja su comida típica. Los fríjoles, el agua de panela, el calentado, entre otras preparaciones une a todos alrededor de la mesa sin importar de dónde vengan.

Eso me encanta de Medellín, ¡la comida es un gran tema!  En general a todos les gusta cocinar y siempre es fácil encontrar a alguien que con mucho placer y orgullo te compartirá su manera de preparar una receta.

Así es Clarita, una gran cocinera y gran amiga paisa que me ha contado historias de su familia y que ha tenido la generosidad de compartir conmigo secretos de su cocina.

Hemos almorzado mientras charlamos sobre comida, hemos tomado el té hablando de la receta de una torta y siempre que nos vemos llega con un regalo de alguna cosa deliciosa preparada por ella.

Al igual que Medellín, es un baúl de sorpresas. Además de cocinera esta hermosa mujer hace sombreros ¡Y son increibles! Conocerla y a través de ella descubrir la cultura de Medellín ha sido para mi una gran inspiración así que les comparto un postre de ciruelas al horno, receta inspirada en ella.