La imagen típica del padre ha cambiado

0

Antes la figura del padres era la de aquel que muy temprano en la mañana se despedía de todos y salía a trabajar. Era el que traía el dinero para la familia y tan solo los domingos se relajaba para dedicar tiempo a sus gustos y a los suyos.

Por suerte hoy en día es más que eso. Cada vez es más normal ver padres que eligen compartir tiempo con sus hijos. Son esos mismos que buscan la manera de llegar a la presentación del colegio o ayudarlos a alistarse en las mañanas, les preparan la lonchera o los recogen a la salida del colegio. Hoy los padres pueden derretirse frente a sus hijos libremente y además de ganarse el amor de ellos, se ganan el amor y la admiración de las mujeres que nos enternecemos cuando vemos a un padre cariñoso.

Este día lo festejamos los hijos y las compañeras de estos padres. Los mimamos y acompañamos con las cosas que más les gustan y por supuesto, que estamos ahí a la hora de comer. Puedes elegir una rica receta y sorprenderlo con el desayuno en la cama, con un almuerzo sorpresa o con alguna receta hecha en familia.

Este día finalmente es un reconocimiento a esto, a la valentía de los padres que velan por sus hijos, no solo porque no les falte ese plato de comida todos los días, sino porque no les falte amor, confianza en sí mismos, fortaleza y todos esos ingredientes que los acompañarán durante toda su vida.