Chef de Sal

El café y su región

0
Pollo, muslitos, muslitos en salsa,

Acabo de pasar el mejor fin de semana de lo que lleva este año. No hay nada más bonito que empacar algo de ropa, el equipo de cocina de camping e irme a recorrer el Eje Cafetero, para mí una de las regiones más increíbles  de nuestra maravillosa Colombia.

Casualmente mis padres tienen unos buenos amigos que viven en esa región: él, un glotón y su esposa, una cocinera increíble, que todo lo que ella le cocina le parece increíble. Ya saben que a diferencia de otras regiones del pais, en el Eje Cafetero, cocinar bien es algo que enorgullece a su gente.

Fui a visitarlos a su casa, una finca cafetera, con todo el estilo de la zona, muchos colores, mucho verde y matas de café alrededor… ¿y su cocina? Una cosa increíble, no le faltaba nada, tenían hasta sartenes para los huevos en forma de corazón, gato, perro y botella de aguardiente.

Como ustedes saben a los cocineros nos inspiran las cocinas, por eso me la pase cocinando con Graciela, no se las había presentado con nombre y todo. Me enseño unos trucos increíbles de su frijolada, que aún me estoy saboreando, pero el secreto de su arroz me pareció espectacular y se los cuento ya mismo, sino después se me olvida. Le pone ajo, cebolla roja cortada grande y unas hojas de laurel, que le dio un delicioso aroma al arroz, y antes de servirlo lo chorrea con un chorrito de Crema de Leche Alquería; no saben, pruébenlo un día de estos y después me cuentan, es una cosa espectacular.

Y como yo no podía quedarme atrás, les dije que los sorprendería. Y así fue, con una espectacular receta que llamo Muslitos con salsa de zanahoria, esas recetas fáciles pero sorprendentemente deliciosas. Les encantó y ella me pidió la receta, cosa que me puso contento.

Esta es otra manera de viajar¿no les parece?, sin pasajes, ni peajes, con sabores y anécdotas uno puede conocer lugares, personas y soltar la imaginación para crear nuevas recetas. Prueben estos muslitos en casa y después me cuentan cómo les quedaron. Ah y eso sí, terminen siempre la comidita con un buen café.