Inicio > En Tu Cocina > Para Cuidar Los Tuyos > ¡Cocina divertida!
Para cuidar los tuyos

¡Cocina divertida!

0
utensillos de cocina, cocina en familia, recetas en familia, relacion padre e hijos

Saborea la magia de cocinar junto a tus hijos de manera segura, entretenida y deliciosa.

Aunque parezca que todos sus implementos garantizan un probable accidente, la cocina en familia es el lugar ideal para compartir con tus pequeños.

Al cocinar, tus hijos vivirán nuevas y educativas experiencias que, a la vez, fomentarán la unión al crear recetas en familia. Asimismo, esta actividad logrará promover su aprendizaje por medio de los olores, las texturas y los sabores.

De acuerdo con la revista Ser Padres, la cocina también fortalece la confianza entre padres e hijos, pues al ver esta práctica como un juego, los pequeños estarán dispuestos a aprender a seguir las indicaciones del “Chef” sin ninguna prevención y a dominar los utensillos de cocina.

Escoge una receta tentadora y sencilla, por ejemplo: chocolates, galletas o pastelitos. Para que este plan quede libre de riesgos, recuerda estar presente todo el tiempo y asesorar a tus hijos en cada uno de sus pasos.

¡Manos a la obra!

Si los ingredientes y los utensilios de cocina ya están listos, es ideal que, antes de comenzar, leas estos consejos para crear un ambiente perfecto y a prueba de accidentes de menores de edad:

1. Según la Cruz Roja, es importante asegurar que los delantales o la ropa que usan nuestros “cocineritos” no quede suelta o muy larga. Esto facilitará su desenvolvimiento en el sitio y evitará cualquier percance.

2. Dale a tus hijos tareas sencillas, como contar las tazas de harina, separar los masmelos, etc. Así también incentivas su aprendizaje de matemáticas y fomentas una actitud curiosa.

3. Durante la cocina en familia, utiliza implementos irrompibles. Tú debes ser la única que maneje los cuchillos o los elementos peligrosos.

4. De acuerdo con Actitud Fem, debes mantener los productos tóxicos fuera del alcance de tus hijos. Explícales por qué deben permanecer guardados en un lugar al que nunca deben acceder sin autorización y supervisión.