Consejos y algo más

La parrilla, la excusa perfecta para unirte con los que más quieres

0

¡La parrilla o barbacoa es el mejor plan del mundo!

Hacer plan asado con amigos y familia es algo indescriptible. No solo es un momento para cocinar lo que más nos gusta, con una excelente compañía y cocinar entre todos. 

Un momento que nos ofrece reencontrarnos con nuestros amigos, reunir familias y ¡Tener una experiencia inolvidable!, ¿y por qué no?, demostrar nuestra destreza en la parrilla frente a los invitados.

¿Pero sabemos usar la parrilla?

Primero, conozcamos que existen distintos tipos de parrilla. como las argentinas que tienen una polea que hace subir o bajar la parrilla para controlar el calor que consumen nuestros ingredientes y también tenemos la colombiana, que es con una parrilla que no se mueve. 

No importa cuál tengas, lo importante es saber manejar la temperatura de la brasa; esto es lo que realmente marca la diferencia a la hora de hacer asados; esta temperatura es la que define la temperatura con la que queremos que consuman nuestros alimentos para que queden perfectos.

En la parrilla se debe usar un medio de cocción lento, para que los ingredientes se cocinen en sus propios jugos. Muchas veces queremos acelerar la cocción de nuestros ingredientes, pero no, ¡no lo hagamos! Lo mejor es dejar que se cocinen solos, sin presionarlos ni ponerlos en la parte más caliente de la parrilla, para que queden jugosos.

Lo ideal es que se cocinen a la perfección, por eso traemos estos pequeños tips que harán tus asados mucho más fáciles y deliciosos.

A la hora de cocinar:

Una buena práctica para poder obtener una cocción perfecta es calentar la madera en una plancha aparte de la parrilla hasta que se carbonice. Una vez carbonizada la madera se empieza a alimentar nuestra parrilla poco a poco de esta ceniza lo que hará que nuestra parilla tenga la mejor brasa. Una vez obtenida la brasa llega el momento de poner la comida sobre la parrilla. 

Para la limpieza:

Cuando acabes tus preparaciones limpia la parrilla inmediatamente con ayuda de un cepillo de cerdas de aluminio; de esta manera te asegurarás de que los residuos quedarán fuera de tu parrilla y se limpiará con mayor facilidad. Recuerda que no debes agregar agua ni desarmar la parrilla, solo con la ayuda de este cepillo lograrás limpiarla de la forma correcta y ayudarás a tu parrilla a que esté en buen estado por mayor tiempo.